Si necesitas una puerta blindada en Asturias u otra opción de seguridad para tu vivienda o local puede que aún no tengas claras las diferencias entre una blindada y una acorazada.

Solemos llamar puertas blindadas a las que son de madera, tanto el marco como la hoja, pero que están reforzadas con hierro, un pletín con cajetines de unos pocos centímetros. Aunque la sensación de seguridad es mayor que con una puerta interior, la cantidad de cerrojos no afecta tanto como quisiéramos a la inviolabilidad de la puerta, porque se trata de puertas que pueden forzarse de forma relativamente fácil haciendo palanca o con un taladro en la cerradura.

Lógicamente comprar una puerta blindada en Asturias también es más económico que otras puertas de seguridad más completas como las acorazadas. Ten en cuenta que de todas formas puede ser suficiente, si no es una zona complicada, tienes algún otro sistema de seguridad o si hay otros puntos débiles como ventanas o terrazas fácilmente accesibles. De nada sirve invertir una fortuna en la puerta principal si se puede acceder por otros sitios.

La puerta acorazada en cambio tiene estructura de metal, hierro o, aún mejor, acero, y la parte de madera suele servir sobre todo para mejorarla estéticamente. Hay que fijarse no sólo en la estructura en sí, que para un poco entendido suele tener un aspecto estupendo, sino también en el bombillo, el tipo de llave, las bisagras (cantidad y calidad), el escudo de seguridad, etc.

En Puertas y Armarios Lis tenemos puertas de líneas modernas, de interior, acorazadas, plegables o castellanas, entre otras. Ven a nuestra exposición.